Armas De Fuego Hechas Con Impresión 3D: Riesgos Y Peligros

La Impresión 3D ofrece infinidad de posibilidades a la hora de diseñar y crear piezas de todo tipo y para toda clase de aplicaciones, con la llegada de nuevos materiales mas técnicos cada vez es más sencillo crear piezas cada vez mas funcionales y no solo prototipos. En el mundo Maker, nosotros hemos escrito mucho sobre cómo mezclar la Impresión 3D junto con proyectos de Raspberry Pi, Arduino, Micro:Bit o Drones, para hacer proyectos fantásticos. E incluso hay una ONG llamada Ayúdame 3D que se dedica a crear prótesis a personas utilizando 3DPrinting. Pero también tiene usos malos, como puede ser la fabricación de armas de fuego caseras.

Figura 1: Armas de fuego hechas con Impresión 3D: Riesgos y Peligros

Hace apenas unos días pudimos ver en los informativos un caso en el que la policía había desarticulado un taller clandestino ubicado en Tenerife que se dedicaba a la fabricación y tráfico de armas impresas en 3D. Este descubrimiento fue posible gracias a la detención de un simpatizante del movimiento supremacía blanca al que habían descubierto comprando componentes químicos para la fabricación de artefactos explosivos. 

Figura 2: ONG Ayúdame 3D

Durante la redada en el establecimiento donde el sujeto fabricaba las armas la policía encontró al menos 19 cuerpos de arma corta, varios cargadores y correderas sin número de serie además de algunos accesorios como silenciadores o visores holográficos. En el “taller de armas” también se encontraron varios manuales de guerrilla urbana y fabricación casera de explosivos. Por el momento no se sabe si este sujeto llegó a comercializar alguna de las armas fabricadas.

Figura 3: Cuerpo de pistola glock siendo impreso en una impresora Prusa

Este caso en particular se dio en el mes de septiembre, pero debido a la preocupación de las autoridades se ha mantenido en secreto hasta hace un par de semanas. La Policía Española no dudó en alertar de esta nueva amenaza a otras policías europeas y organismos internacionales como la Interpol o Europol con el fin de coordinar un grupo dedicado a la investigación de este tipo de organizaciones. Durante el próximo otoño España acogerá un congreso europeo sobre la fabricación de armas impresas en 3D para debatir cual es el riesgo real de este tipo de artefactos, como regular su fabricación y cuáles son los mejores métodos para combatir con esta amenaza. 

Durante el congreso se harán una serie de demostraciones y pruebas, como la de la impresión de un arma, y la realización de pruebas con la misma en el campo de tiro de la Policía de Canillas. Es importante tener en cuenta que a pesar de que algunos de los diseños que se pueden encontrar en la red sean bastante seguros una mala configuración a la hora de imprimirlo puede suponer un gran riesgo para la integridad estructural del arma pudiendo llegar a herir gravemente a la persona que la utiliza.


Figura 4: Policía desmantela taller clandestino de armas.

Esta no ha sido la primera vez que se ha dado un caso parecido en Europa, hace 3 años un ataque con armas impresas en 3D dejó dos víctimas mortales en una sinagoga de Halle en Alemania. El autor del tiroteo había adquirido una impresora 3D unos meses antes de cometer el atentado y llegó a ensamblar hasta 5 armas completas. Por suerte para el resto de personas que se encontraban en la sinagoga las armas impresas por el sujeto no eran del todo fiables y se encasquillaron en varias ocasiones haciendo que no hubiese más víctimas mortales. 

El diseño e impresión de armas con impresoras 3D es una práctica mas habitual de lo que creemos, sobre todo en Estados Unidos, donde hace aproximadamente una década se vio por primera vez la “Liberator”, una pistola capaz de disparar seis veces seguidas y cuyo diseño fue retirado de Internet por las agencias de inteligencia estadounidense en cuanto se supo de su existencia, pero que se puede encontrar en muchos rincones de la DeepWeb.
La Liberator solo necesita una pieza metálica, el percutor, y es totalmente adaptable para utilizarse con munición de distintos calibres. Durante esta década la Impresión 3D ha avanzado a pasos agigantados y ha hecho que hoy en día prácticamente cualquiera pueda acceder a una impresora 3D por menos de 200 € haciendo más fácil que cualquier ciudadano u organización criminal pueda fabricar sus propias armas desde casa. 

Otro de los problemas para la policía es detectar este tipo de talleres clandestinos ya que al contrario que los laboratorios o plantaciones de droga el consumo energético de una granja de impresoras 3D no es muy elevado y los materiales necesarios para fabricar este tipo de armamento se puede obtener legalmente y sin llamar la atención.

Figura 6: Pistola Liberator impresa en 3D completamente irrastreable.

En Estados Unidos ya existen leyes que regulan la producción y distribución de este tipo de artefactos, de hecho, allí es totalmente legal que cualquier ciudadano pueda fabricarse un arma en casa, con lo que todos los controles que se realizan en las armerías dejan de ser eficaces, en la única situación en la que se requeriría una licencia especial sería si queremos realizar producción en serie.

Cody Wilson, el creador de la Liberator, que en 2012 fue designado como una de las 15 personas más peligrosas del mundo por la revista Wired, también es el fundador de Defense Distributed, una organización que se dedica al desarrollo y publicación de diseños de armas de fuego de manera gratuita con el fin de que puedan replicarse utilizando impresoras 3D. En 2013 tras hacer público el diseño de la Liberator, Cody aseguró en una entrevista que a pesar de que Estados Unidos sea uno de los países con una legislación muy permisiva para las armas, España había sido el país en el que más veces se había descargado su archivo.

Figura 7: Defcad, el mayor repositorio del mundo dedicado a la impresión de armas 3d.

Antes de fundar su empresa, Cody era un estudiante de segundo curso de derecho en la Universidad de Texas, y a través de Crowdfounding, Wilson logró recaudar más de 20.000 USD  con los que pretendía alquilar una impresora 3D de la empresa Stratasys. Tras conocer las intenciones de Defense Distributred Stratasys rescindió el contrato por considerar la fabricación de armas de fuego un acto ilícito. Esto no freno a Cody, que no dudó en acudir a la ATF para informarse acerca de la legislación y regulaciones existentes relacionadas con la fabricación casera de armas. Antes de poner en marcha su proyecto se aseguró de conseguir una Licencia Federal de Armas de Fuego que le permitiese diseñar, fabricar y distribuir sus propios componentes.

Figura 8: Ghost Gunner y algunos de los Starter Packs ofrecidos por DD.

Durante los últimos años Defense Distributed ha diseñado y compartido numerosos archivos para la fabricación de armas de todo tipo, desde pistolas hasta el mecanismo mas resistente impreso en 3D para AR-15 o cargadores para armas como el AR-15 y el AK-47. De hecho, también ha desarrollado su propia máquina CNC y un software propio (Ghost Gunner) con el que optimizar la fabricación de piezas de armamento caseras. En su página web también vende algunas de sus piezas (en formato físico) o kits para principiantes. La empresa de Cody también es la responsable de Defcad, el mayor repositorio del mundo de armas y partes impresas en 3D.

En 2018 un juez de Washington prohibió a Defense Distributed la publicación de sus planos alegando que podían provocar “daños irreparables”. Tras estudiarse de nuevo la legislación acerca de la fabricación y distribución de armas caseras, Cody Wilson ha reabierto su sitio web para que todos aquellos ciudadanos estadounidenses que quieran tengan acceso a estos archivos. La estrategia utilizada para reactivar el sitio web ha sido muy sencilla ya que la justicia ordenó cerrar el sitio web por “distribuir planos de armas de fuego gratuitamente” por lo tanto la orden solo prohíbe la distribución gratuita de los planos, pero no la comercialización de los mismos.

Figura 9: Algunos de los últimos modelos de piezas y armas añadidos tras la vuelta de Defcad.

Con este movimiento, Defense Distributed ha reactivado su página web y ofrece una suscripción anual por 50 USD  (únicamente para los residentes en EEUU) con la que se da acceso a lo que su fundador ha denominado “El Netflix de las armas”, donde hay videos, tutoriales e instrucciones para construir cualquier tipo de arma, desde pistolas hasta fusiles automáticos o escopetas, todos ellos sin numero de serie y capaces de pasar por los arcos de seguridad de un aeropuerto sin hacer saltar la alarma. Con esta jugada DD también ha conseguido una gran notoriedad e impulso mediático que llevó a la empresa a recaudar casi 250.000 USD en donaciones solo en la primera semana desde la reapertura del sitio web.

A pesar de que Defcad siga activo, algunos legisladores estadounidenses todavía no se dan por vencido y ahora se acogen a la Ley de Armas de Fuego Indetectables que prohíbe expresamente la fabricación, posesión y venta de armas que no activen detectores de metales. A pesar de que con esta ley se busque frenar la impresión de armas en 3D no existe ninguna otra ley que regule el diseño o la distribución de los planos de las mismas, por lo tanto, a falta de una prohibición directa o una ley que establezca que tipo de contenidos pueden publicarse en la red Defcad no tendrá ninguna traba para continuar ofreciendo su nuevo programa de suscripciones anuales.
 
Saludos,
 
Autor: Sergio Sancho, Security Researcher en Ideas Locas.


Via: feedproxy.google.com
Armas De Fuego Hechas Con Impresión 3D: Riesgos Y Peligros Armas De Fuego Hechas Con Impresión 3D: Riesgos Y Peligros Reviewed by Unknown on 0:57 Rating: 5