Tres Meses Limpiando Con El Roomba I7+, El Robot Aspirador Más Avanzado De iRobot, ¿Merece La Pena?

Para cierto tipo de productos, aunque siempre vamos corriendo, no está de más dejar pasar un buen tiempo para ver si de verdad marcan una diferencia. Es el caso del último robot aspirador de iRobot, el Roomba i7+, que hemos tenido la oportunidad de probar durante un espacio amplio de tiempo y traeros una opinión fundamentada en varios meses de uso.

Es por ello que este análisis que os vamos a hacer, aunque tiene también una parte técnica, está mucho más centrado en la experiencia de si este producto realmente vale lo que cuesta. Y es que no lo vamos a esconder, es el robot de limpieza más avanzado… y también el que tiene un precio de los más altos. El iRobot Roomba i7+ con su Clean Base (lo que es realmente el punto diferenciador) cuesta 1.199 euros. También es posible hacerse sólo con el aspirador por un precio más económico (899 euros, con ofertas que lo bajan a 699 euros), pero lo dicho, perdemos la clave del asunto: el iRobot i7+ se descarga sólo.

Características del iRobot Roomba i7+

Para los amantes de las especificaciones, vamos a pasar rápido por las que ofrece este producto. Estamos ante un robot aspirador de unos 34 cm de diámetro con una altura de 9,2 cm. Sobre todo este último dato, como veremos después, lo hace bastante versátil y capaz de entrar por casi cualquier hueco bajo mesas y sillones. Con un peso total de 3,37 kg, ofrece una capacidad de depósito de unos 0,4 litros.

Ofrece conexión WiFi, y cuenta con una app para controlar el manejo del dispositivo, así como sus diferentes funciones (mapeo, programación, etc.) que además es compatible con Google Assistant y Amazon Alexa, por lo que podremos dar ordenes de voz para ponerlo en marcha. Su batería cuenta con una autonomía notable de 75 minutos, tras lo que volvería a la base para una carga que suele demorar cerca de 2 horas.

Pero hasta aquí estaríamos describiendo el modelo «normal», el apellido Plus viene dado por la Clean Base, que no es otra cosa que un ingenio para crear el primer robot aspirador realmente autónomo al 100%. Y es que este iRobot Roomba i7+ descarga el depósito él solo en esta base, en la que contamos con bolsas desechables, similares a las que hemos podido usar en aspiradores convencionales.

Uso habitual del robot aspirador ¿se nota la diferencia con uno «normal»?

Haciendo el símil, en un Ford Focus y en un Ferrari, al final, se llega al mismo sitio, pero el viaje no es el mismo. Lo mismo pasa con la tecnología cuando hablamos de gadgets de gama alta, y el iRobot i7+ lo es. ¿Qué otros más económicos hacen un trabajo excelente? No se puede negar, pero lo que es cierto es que un equipo de este precio y estas características, se nota.

Para empezar, hay que contar con la potencia del iRobot i7+, que es 10 veces superior a la de una gama como los AeroVac 600 de la misma Roomba. Esto se traduce en que el robot tiene que hacer menos pasadas y que puede aspirar elementos más pesados de forma más fácil. También nos encontramos algo que, por otra parte, es ya habitual en los principales dispositivos de iRobot, los cepillos de goma AeroForce. En lugar de usar cerdas, utiliza estos cepillos que están en contacto constante con el suelo y con las diferentes superficies, lo que asegura un arrastre total de la suciedad que se pueda encontrar, sea cuál sea la situación. Esto, combinado con el filtro de alta eficiencia, hace que el producto se muestre especialmente eficiente en casas con mascotas, atrapando, según la marca el 99%.

¿Qué se nota en este sentido en la práctica día a día? Pues que tanto el suelo, como sobre todo las alfombras, se quedan mucho más limpias que con un robot de gamas inferiores. Sobre todo por los cepillos, capaces de arrastrar todo tipo de suciedad y, sobre todo, de generar menos enredos y suciedad acumulada. Otro punto, sobre todo para los alérgicos, es el filtro, ya no por la composición y su eficacia, sino porque como no tenemos que descargar el depósito sino que lo hace él solo, no estaremos en contacto nunca con la suciedad que ha atrapado el aspirador.

Pero la piedra diferencial son, especialmente dos aspectos que pasamos a comentar a continuación: la optimización inteligente que hace de rutas y trabajos y la presencia de la Clean Base que hace que nos olvidemos de descargarlo.

Cómo se maneja el robot por la casa

Es una de las cosas más curiosas, y propias, de esta gama de productos. Los nuevos iRobot i7 (tanto el modelo plus como el normal) cuentan con un sistema de inteligencia artificial. Es hasta inquietante ver al dispositivo deambular por la casa una vez tiene mapeado todo el entorno. En su primera «ronda», veremos que como casi cualquier otro, va recorriendo cada rincón, aprendiendo dónde están las esquinas y, ojo, viendo donde tienes puestos los muebles de la casa.

Y es que este producto tiene «ojos», cuenta con una cámara que        tiene una resolución suficiente como para reconocer el entorno porque el que se mueve, lo que permite aprenderse nuestra casa. Lo cierto, que para un producto de su valor, las primeras veces que lo usas puede llegar a ser frustrante ya que parece que es igual de «tonto» que los demás. Vemos como toma mucho tiempo y, normalmente, necesita de dos y hasta tres ciclos para limpiar toda la casa. La ventaja del iRobot i7+ es que hace todo él solo. Es decir, limpia, descarga la suciedad en su depósito, recarga la batería, y sigue a la tarea hasta que completa todo el espacio.