¿Te conectas a través de un proxy en LAN? Así puedes intentar saltarte el proxy y salir directamente a Internet

Un servidor Proxy, dentro de una red LAN, es un pequeño software muy utilizado en puestos de trabajo e institutos por el cual pasa todo el tráfico de Internet monitorizando las peticiones de cada ordenador y bloqueando la carga de ciertas webs que puedan suponer un despiste (como redes sociales) o puedan ser peligrosas o inadecuadas.

Hay varios tipos de proxy, desde algunos utilizados para bloquear Internet hasta que se abra el acceso (por ejemplo, en una red de ordenadores centralizada en un servidor), o un proxy centrado simplemente para bloquear la carga de ciertas páginas web. Si estamos ante un software que tiene control absoluto sobre la red, y este está cerrado, la verdad es que no vamos a poder hacer mucho ya que, mientras no se abra el proxy, no vamos a poder salir a Internet.

Intenta conectarte directamente a Internet sin pasar por el Proxy: truco básico

Si conocemos los datos de la puerta de enlace, podemos intentar cambiar la configuración de nuestro navegador para conectarnos directamente a ella en vez de al proxy cambiando las propiedades de la conexión a Internet desde la configuración de Internet Explorer o Firefox (Google Chrome utiliza la configuración de Internet Explorer). Aunque no os aseguramos que esto funcione, todo depende del tipo de software de control y de la configuración de la red.

Cambiar configuración proxy Windows

Sin embargo, si estamos en la segunda situación, es decir, un proxy que brinda acceso a Internet pero bloquea la carga de ciertas webs, entonces sí que vamos a poder intentar saltarlo de diferentes formas como os vamos a explicar a continuación.

Dependiendo del tipo de bloqueo que se aplique a la red es posible que algunos métodos funcionen y otros no. Por ello, os recomendamos empezar por los sencillos e ir probando los métodos más avanzados a medida que vayamos comprobando que, por algún motivo, el que estamos probando no funciona bien.

Cómo saltarnos el bloqueo de un proxy: trucos rápidos

Una de las formas más sencillas de saltarnos estas restricciones de proxies es utilizando Google como un Proxy web a través de su motor GoogleWeblight e incluso a través de Google Translate, pudiendo acceder a las webs sin restricciones. La caché de Google también nos puede ayudar a cargar una web que, por alguna razón, no carga localmente.

De forma similar, también podemos acceder a algunas plataformas web que se encarguen ellas mismas de realizar el trabajo, como, por ejemplo, algún servicio que nos permita convertir una página HTML a PDF (descargando el PDF y pudiendo leer la web cómodamente).

Si somos previsores, también podemos optar por descargar una página web completa y llevarla en el una memoria USB, en el correo e incluso en la nube para poder abrirla sin que el proxy detecte nada sospechoso.

Cómo saltarnos el bloqueo de un proxy: trucos más privados, pero complicados

Si las opciones anteriores no nos funcionan, entonces solo nos va a quedar recurrir a otras opciones mucho más complicadas. La primera de estas opciones es básicamente recurrir a un proxy externo, o una conexión VPN, que nos permita llegar hasta la web que queremos visitar sin que el software de control local intercepte y bloquee el tráfico.

Es más fácil que se detecte la conexión a la web a través que el proxy que por un VPN, por lo que si tenemos posibilidad de utilizar esta segunda opción, mejor la elegimos ya que será más eficaz y, además, evitará que puedan analizar nuestro tráfico gracias al cifrado de extremo a extremo de estas conexiones.

Otra técnica similar para saltarnos estas restricciones es recurrir a un Túnel SSH. SSH Tunneling, o Túnel SSH, es una configuración por la cual se cifra todo el tráfico que generamos en el PC, de forma similar a un VPN, de manera que este viaje totalmente seguro entre el emisor y el receptor, evitando que aplicaciones intermedias, como este proxy, puedan interceptarlo y analizarlo.

Por último, si todo lo demás falla, lo único que nos queda por hacer es recurrir a la red Tor, a través de Tor Browser, para lograr evadir los bloqueos del propio proxy local y poder visitar las páginas web sin el bloqueo. Eso sí, si el Proxy tiene bloqueadas las solicitudes DNS lo más seguro es que no logremos establecer conexión con Tor.

Tor Browser 7.5.5

También podemos conectarnos desde el móvil a Internet

Hoy en día todos tenemos una tarifa de datos en nuestro móvil que nos permite estar siempre conectados allá donde vayamos. Si es imposible visitar ciertas webs por culpa del proxy local que tenga nuestro instituto o nuestra empresa, siempre nos queda la posibilidad de acceder a estas páginas desde el móvil.

Como última opción, también podemos crear un punto de acceso inalámbrico utilizando nuestro móvil y conectar el ordenador a él en vez de a la red, aunque debemos tener en cuenta que la conexión 4G de nuestro móvil es limitada, por lo que debemos navegar con sentido común si no queremos fundir nuestros gigas en unas horas.

¿Navegas a través de una conexión Proxy en tu trabajo, oficina o instituto?


Via: www.redeszone.net
¿Te conectas a través de un proxy en LAN? Así puedes intentar saltarte el proxy y salir directamente a Internet ¿Te conectas a través de un proxy en LAN? Así puedes intentar saltarte el proxy y salir directamente a Internet Reviewed by Dump3R H3id3gg3R on 19:19 Rating: 5