¿Puede un disco duro lento afectar al rendimiento de la fibra?

Ahora mismo, los operadores de telecomunicaciones con cobertura a nivel nacional están comercializando fibra óptica a 200, 300 ó 500 megas. Es decir, que podemos contratar conexiones de hasta 500 megabits, que no es lo mismo que megabytes. Para ello necesitamos contar con un adaptador de red Gigabit, y conexión cableada, o bien WiFi ac. Pero ¿es eso lo único? En realidad, no, porque si queremos aprovechar la máxima velocidad, entonces también deberíamos revisar el disco duro del ordenador.

Relacionado:https://www.adslzone.net/windows-10/recupera-espacio-disco-duro-borra-carpetas-ocultas

En teoría, con una conexión de 500 megas simétricos deberíamos poder hacer transferencias de 62,5 MB/s como pico teórico. Pero a diferencia del ADSL y las conexiones basadas en cobre, la fibra óptica suele superar la velocidad contratada en hasta 10 Mbps. Es decir, que es probable que con esta conexión alcancemos un pico de 63,75 MB/s como máximo –y estable-, mientras que con 300 Mbps hablaríamos de 37 a 39 MB/s, aproximadamente, y con 200 Mbps una horquilla de 25 a 27 MB/s.

Antes del disco duro ¿qué se debe cumplir para alcanzar la velocidad máxima?

De esto hemos hablado en multitud de ocasiones, pero para exprimir la fibra óptica es necesario que se cumplan ciertos aspectos técnicos. Bien que contemos con un adaptador de red Gigabit en el ordenador, y con conexión Ethernet al router con cable 5ehasta 1 Gbps-, o bien un router WiFi ac con una instalación –por señal- que sea óptima. Con un router WiFi n, los 500 megas serían imposibles y los 300 y 200 megas es bastante improbable que lleguen y se mantengan estables. Con esto, a priori, deberían llegar los 200, 300 ó 500 megas reales a nuestro ordenador, y podemos comprobarlo haciendo un test de velocidad.

velocidades lectura y escritura HD

Analiza el disco duro ¿se saturará con tu conexión de fibra óptica

Aunque lleguen los 200, 300 ó 500 megas a tu ordenador, algo que puedes comprobar siguiendo los pasos anteriores y cumpliendo tales requisitos, es posible que tu ordenador no aproveche esta velocidad por las limitaciones del disco duro. Conectado por SATA3 o USB 3.0, la interfaz sí que soporta una velocidad de transferencia máxima holgada para los requisitos del máximo de la fibra óptica, pero la tasa máxima de la interfaz no es la misma que la del propio sistema de almacenamiento.

Lo que deberíamos hacer, si no conocemos las especificaciones técnicas del HDD, es comprobar la velocidad de lectura y escritura del disco duro. Aquí podremos ver los valores máximos en diferentes tareas de escritura y lectura, aunque descontando la carga del sistema en el momento de la prueba. Es decir, que es un pico considerando ya el funcionamiento regular del equipo. Y es, con estos valores, cuando deberíamos comparar sus especificaciones con el máximo de descargay de subida, con conexiones simétricas- de nuestra conexión de banda ancha.

En principio, discos duros antiguos soportan velocidades de incluso 40 MB/s como máximo, en escritura. Ahora bien, estamos hablando de una tasa de transferencia pico, y teórica. En la práctica, este tipo de sistemas de almacenamiento apenas sobrepasan los 25 MB/s. Sobre todo, porque también hay que tener en cuenta que el sistema operativo consume recursos del disco duro, igual que cualquier programa o aplicación en ejecución. Es decir, que necesitamos cierta ‘holgura’ en el máximo teórico si queremos que verdaderamente se aprovechen esos 63,75 MB/s que los 500 megas pueden alcanzar como máximo.

SSD

¿Me sirve un disco duro actual, o compro directamente un SSD?

Ahora mismo puedes encontrar discos duros bastante económicos, con 1 TB de capacidad y 7.200 rpm que alcanzan los 150 MB/s o incluso superan esta cifra. Y con eso sí que tendríamos más que suficiente para aprovechar el cien por cien de la fibra óptica. Ahora bien, si vamos a hacer el gasto, quizá nos interese más optar por una configuración SSD y HDD manteniendo el disco duro antiguo. Y la mejor opción, si vamos a utilizar videojuegos, por ejemplo, sería una configuración con disco duro y SSD ambos actuales.

Ten en cuenta que un SSD puede superar los 500 MB/s como velocidad de escritura, pero que su coste es notablemente superior al de un disco duro convencional. Si lo único que queremos es aprovechar el cien por cien de la fibra óptica en descarga, para tareas de consumo de contenido multimedia –por ejemplo-, entonces quizá nos sea suficiente con un disco duro actual. Ahora bien, si queremos un ordenador para videojuegos, mejor mirar hacia un SSD que, además, va a sacar el máximo provecho de la configuración de hardware al completo.


Via: www.adslzone.net
¿Puede un disco duro lento afectar al rendimiento de la fibra? ¿Puede un disco duro lento afectar al rendimiento de la fibra? Reviewed by Lydecker Black on 13:35 Rating: 5