Intel Hace Una Demostración Con El Primer Transceiver 400G, La Evolución Del 100G Ya Está Aquí

Intel ha realizado la primera demostración de su transceiver fotónico de silicio usando 400G, la evolución del popular 100G en datacenters. Esta nueva tecnología que han desarrollado combinan un circuito integrado con láseres semiconductores para proporcionar estas velocidades ultrarrápidas. ¿Quieres conocer todos los detalles sobre este transceiver 400G?

Actualmente los datacenters modernos constan de varias capas de redes complejas y redundantes que tienen una longitud muy grande, por lo que no solo importa tener un gran ancho de banda para transferir datos a una velocidad muy elevada, sino también tener la mínima latencia posible y tener la opción de realizar enlaces de largo alcance usando la misma fibra óptica.

Anteriormente en RedesZone hemos hablado de las redes 10G, las cuales necesitan un cableado Cat6A o superior para poder alcanzar distancias de hasta 100 metros, sin embargo, es posible que estas distancias se queden demasiado cortas en un datacenter. Los cables de cobre de par trenzado han evolucionado y ahora son más gruesos, incorporan un mayor blindaje para conseguir mejores velocidades en la propia red, y nos permiten alcanzar altas velocidades que antes resultaban imposibles.

La característica fundamental del uso de láseres para la transmisión de los datos, es la posibilidad de enviar más información y a mayor distancia que el cable de cobre de par trenzado. El transceiver fotónico permite transmisión de flujos de luz más próximos entre sí, por lo que incrementa la densidad. Además, Intel ha indicado que el ahorro de energía es también un punto muy importante, es que el ahorro de energía es de 3 veces menos por Gbps que el cable de cobre.

Estos nuevos dispositivos son muy complejos, y es que disponen de un total de cuatro lásers que operan a 100Gbps cada uno de ellos, por lo que conseguiremos rendimientos de hasta 400Gbps. Intel ha estado trabajando durante años en este tipo de dispositivos, y es que internamente son muy complejos, pero nos permiten tener en un solo chip todo lo necesario para realizar las transmisiones, ya que la competencia incluye un total de 40 componentes separados que luego son ensamblados y se prueban manualmente. Intel realiza el ensamblado de los cuatro componentes y las pruebas de manera automática, y además, no requiere ningún tipo de sellado. Esto permite reducir enormemente los costes de producción.

En la siguiente imagen podéis ver el nuevo transceiver a 400G, comparado con los actuales, los transceivers a 100G que ya tenemos en el mercado. El factor de forma sigue siendo QFSP28 con diferentes distancias, actualmente el transceiver 400G permite distancias de hasta 500 metros, pero están trabajando en lanzar nuevos que permitan mayor longitud.

Intel indica que actualmente los centros de datos dedican un 60% de su presupuesto en soluciones ópticas, y se prevé que en los próximos años esta inversión sea mayor en comparación con la inversión de cables de cobre. Los datacenters más grandes de las grandes compañías utilizan hasta 1,5 millones de transceivers, y teniendo en cuenta que solo Facebook tiene 15 datacenters por todo el mundo, os podéis hacer una idea de las ventas que podrían conseguir con esta nueva tecnología.

Intel ha indicado que han vendido más de un millón de transceivers en dos años, y este nuevo transceiver a 400G se lanzará al mercado a finales de este año, donde alcanzará un volumen de producción suficiente para satisfacer la demanda.


Via: www.redeszone.net
Intel Hace Una Demostración Con El Primer Transceiver 400G, La Evolución Del 100G Ya Está Aquí Intel Hace Una Demostración Con El Primer Transceiver 400G, La Evolución Del 100G Ya Está Aquí Reviewed by Unknown on 5:38 Rating: 5