Un "Papaete" en apuros por culpa de la Nancy Mechas

Si eres de mi generación, seguro que recuerdas la película de Arnold Schwarzenegger que en España se tradujo como "Un padre en Apuros". Los entendidos del gran cine dirían que esta es una de esas películas de la época humorística de Arnold, junto con otras de gran calado como Junior, Vaya par de gemelos,  El último gran héroe o Poli de guardería - no soy capaz de imaginarme cómo habrán traducido todas y cada una de las películas en todos los países -. Pues bien, así me sentí un poco yo el día 4 de Enero de este año.

Figura 1: Un "Papaete" en apuros por culpa de la Nancy Mechas

Aprovecho para escribir este texto haciendo el mismo Spoiler que se hace en la película. Es decir, ya sabéis que los papás - o los papaetes como me llama mi Survivor - ayudamos a los Reyes Magos a conseguir los regalos más difíciles - ya sabéis, solo para que no tengan que sacarse cuenta en Amazon Premium ni que esperar colas en los centros comerciales -. Y yo, tenía que ayudarles este año consiguiente la Nancy "Un día haciendo Mechas", a la que llamaré a partir de ahora "Nancy Mechas".


Figura 2: Muñeca Nancy "Un día haciendo mechas"

Esta parecía una tarea sencilla para un papaete como yo. No iba a fallar a mi Survivor, y con mucha anticipación, de hecho, el 19 de Diciembre del año que ya abandonamos, desde la paz y tranquilidad de mi vida, compré en Amazon Premium la famosa Nancy Mechas.


Figura 3: Pedido de la Nancy Mechas en Amazon

De hecho, la "mamaeta" - que también las mamaetas ayudan a los Reyes Magos - me llamó a los días para decirme que estaba en Toy's R US con una Nancy Mechas en las manos. "¿La compro?", me dijo. Y aquí, justo aquí, es el momento en que todo se comenzó a complicar.
- "Naaaa, no hace falta, ya la he comprado por Amazon y me pone que el día 3 de Enero llega.  Es un poco justo, pero...¿qué puede salir mal?"
Pues puede salir mal exactamente esto. Que una horda de niñas de 4 a 7 años decidan que la muñeca que quieren todas es la dichosa Nancy Mechas y que las provisiones de esta muñeca desaparezcan de la faz de la tierra más rápido que la comida  y las balas en The Walking Dead. Que en planetas cercanos como Marte, Júpiter o Venus también desaparezcan y que las provisiones de Nancys Mechas se conviertan en el bien más cotizado. Más cotizadas que los BitCoins.

Cuando recibí el correo inicial, di por sentado que llegaría en la fecha estimada, y no me fijé que en la letra me avisaba de que ese dato que yo había visto en la app solo era una estimación hecha con Analítica Predictiva en base a técnicas de Machine Learning. Y que cuando tuvieran la información real me avisarían. Lo debería haber dato cuenta, ya que esto es algo que nosotros hacemos desde LUCA. Pero me confié.

Seguí confiando en que habiendo tantas y tantas Nancys, una que yo no conocía. No tendría ningún  problema, y cuando Amazon me envío el correo sugiriéndome más Nancys no le presté mucha atención. Vale, no conozco ninguna Nancy, pero si esta muñeca se va a convertir en la Nancy "Balón de Oro" del año, que la saquen en el Telediario con las noticias, como cuando los jugadores de fútbol hacen algo novedoso, como ... no sé... jugar al fútbol todos los fines de semana.

Figura 4: Amazon me envía otras sugerencias de Nancys

Con restrospectiva, ese correo debía ser también una muestra de Analítica Descriptiva hecha con técnicas de Big Data para recolectar las Nancys que otros papás - ilusos ellos pensando que podrían conseguir la Nancy Mechas estas navidades - habían comprado cuando se habían topado con la dura realidad de que conseguir la Nancy Mechas estas navidades no iba a ser posible.

Figura 5: Fecha pendiente de entrega de la Nancy Mechas

El día 3 de Enero no llegó el paquete, pero no me fijé en ese detalle hasta por la noche. Revisé el buzón a ver si el equipo de Correos me había dejado alguna notificación en casa. Nada. Entré desesperado a la app de Amazon, y ahí entré en pánico. No había fecha prevista de entrega.
- "¡Nooooooo!!!!!"
Lo primero que se me ocurrió, lógicamente, fue hacer otra compra de Nancy Mechas, y ahí es cuando vi a los "Scalpers" haciendo su negocio en Amazon. Ahí estaba uno ofreciéndome su Nancy Mechas a una cantidad desorbitada. El precio de la muñeca se había multiplicado por más de 6 veces y ya pedían 200 €.
- "Si la quires, la tienes que pagar, Muahaahahah", sentía yo que me decía.
Pero... como en la película de "Un Padre en Apuros" decidí al día siguiente ir a echarme a la calle y conseguir la Nancy Mechas. Yo podía conseguirlo. No iba a quedarme parado sin conseguir el preciado bien que mi survivor quería.

Figura 6;: Nancy Mechas a precio de BitCoin

Yo, un hombre hecho y derecho en la edad del e-commerce ¿no iba a conseguir la Nancy Mechas? De eso nada, y si era necesario, sacaría las artes de Hacking Web Technologies o SQL Injection hasta que una web de e-commerce me soltara una Nancy Mechas.

Pero nada.

Ni una tienda tenía en stock la Nancy Mechas. Ni en las tiendas que visité. Los pasillos de Nancy estaban llenos de muñecas. La Nancy patinadora. La Nancy veterinaria con un unicornio. La Nancy con scooter. La Nancy esquiadora. La Nancy ..... que se reía del papapete que no había sido previsor y se quedaba sin la Nancy Mechas.

Figura 7: La Nancy con Scooter

Desesperado total hice eso que pocas veces hace un hombre. Tiene que estar muy desesperado para que un hombre hecho y derecho tome una decisión tan desesperada. Pero en situaciones desesperadas, un papaete tiene que hacer lo que un papaete debe hacer: Pregunté.

Figura 8: Nancys esquiadoras

Sí, queridos compañeros. Tan desesperado estaba que pregunté a una dependienta de mi querido El Corte Inglés. Para que usara la arcana ciencia de los terminales conectados de El Corte Inglés y buscase por todos los rincones, por todos los estantes, por todos los almacenes, por donde un muñeco hubiera pasado en sus tiendas, si había una Nancy Mechas.

Y....

Y la dependienta me miró con cara de: "¡Qué fuerte! Viene el día 4 de Enero buscando la Nancy Mechas. ¡Qué poco previsor! ¡Qué mal papapete", o eso pensaba yo mientras hacía el acto de constricción necesario para hacer la pregunta.
- "Lo siento, la (wait for it) Nancy Mechas (reverencia), está acabada en todos los centros y en todas las jugueterías de Madrid, como todo buen papaete sabe desde principios de NOVIEMBRE. Es la Nancy del año. La llaman la Nancy BitCoin. La Nancy de Oro y diamantes".
Bueno, no fue así exactamente, pero así es como lo escuché yo dentro de mí.
- "¿Y qué puedo hacer?", sollocé como un Lanister derrotado.
Con su dedo implacable me señaló el pasillo de las Nancys, levantó los hombros en el gesto más indolente que he visto este año, y sentí como Kylo Ren clavaba su espada laser en mi corazón cuando dijo: "Elija otra". ¡Qué crueldad! ¡Qué dolor! ¡Qué horror! Iba a tener que elegir otra Nancy que no fuera la Nancy Mechas

Figura 9: La Nancy veterinaria con Unicornio

Algo tenía que hacer, así que hice lo que pude. Decidí que iba a comprar una Nancy "Haiga", es decir, la Nancy "más gorda que haiga" como backup por si conseguí la Mechas a tiempo. Que la muñeca LOL que había pedido (y tenía a buen recaudo) se multiplicara no por 2, sino por 3 LOLs, y que el pack de 80 biberones para muñecos Nenuco que había solicitado, se multiplicar por 160. Iba a tener biberones para usar hasta que el bebé Nenuco saliera de fiesta y los llenara de cerveza. Tenía que desviar la atención lejos de la Nancy Mechas.

Hice un escrutinio. Tire fotos a todas las Nancys, y las envié a toda persona que conocía en éste y en el otro confín. Pregunté. Volví a preguntar. ¿Qué Nancy podría suplir a la Nancy "BitCoin" Mechas? Cada persona me contestó con una Nancy. Las personas que además eran mamás añadían un "¡Qué fuerte! ¿Cómo has podido?" y fui haciéndome un Dashboard para conseguir sacar, con técnicas de Analítica Prescriptiva una opción. Una Nancy elegida para suplir a Mechas y tapar mi vergüenza.

Figura 10: Una Nancy con caballo para suplir a la Nancy Mechas

Al final, decidí elegir la Nancy "Haiga" que venía con un caballo, con peines, con sonido del caballo, con todo. Vamos, el caballo come "Quinoa" y se baña en perfume de Channel de lo preparado que viene. Y me la jugué. Alea iacta est, pensé en un alarde de sensación de enormidad. Había sido una gran decisión.

El día 5 continué por la mañana un triste peregrinar por algunos e-commerce, revisé Amazon, revisé los billetes de avión pensando en si me daba tiempo ir, asaltar la fábrica de muñecas Nancy Mechas y volver y revisé a los papaetes por la calle en busca de uno con una Nancy Mechas que asaltar al estilo Makinavaja.  Pero nada. Ningún papaete saldría a la calle con tamaño tesoro desprotegido. Las Nancy Mechas irían escoltadas, en coches blindados, ocultas y ofuscadas y cajas de "vulgares" Barbies.


En la Cabalgata de Reyes, mi Survivor le pidió a Melchor, Gaspar y Baltasar que le trajesen: "La Nanci Mechas", y yo me sentí a morir.... ¡Qué dolor!.

Figura 12: Abriendo su Nancy esta mañana

La Noche de Reyes llegó, los regalos se abrieron por la mañana, y mi Survivor se puso muy contenta con su Nancy con Caballo pero me dijo.... 
"Papaete, los Reyes se han equivocado, esta no es la Nancy Mechas que me pedí..."
Ahí mi temperatura corporal bajo 10 º Centigrados. Sentí como Kylo Ren retorcía otra vez su sable laser a izquierda y derecha en cada uno de los trozos de mi pobre corazón. Pero dije:
"¿Has visto que esta trae un caballo? Será mejor y por eso los Reyes Magos te han traído esta Nancy"
Me miró, la abrió y se puso a jugar con ella. Pero en ese momento, como Scarlett O'hara dije para mis adentros:
"A Amazon pongo por testigo, que nunca volveré a suplicar por un juguete de Reyes Magos. Que removeré e-commerce por e-commerce, Toy's R us, Corte Inglés, Imaginarium, Jugettos o Harrods hasta que no quede nada en pié, pero nunca volveré a fiarme de que un paquete de Amazon llega el día 3 de Enero con un muñeco para mi Survivor".
Saludos Malignos! 

Via: www.elladodelmal.com
Un "Papaete" en apuros por culpa de la Nancy Mechas Un "Papaete" en apuros por culpa de la Nancy Mechas Reviewed by Lydecker Black on 7:49 Rating: 5