martes, 20 de junio de 2017

Ubuntu 17.10 mejorará el soporte de Secure Boot para arrancar Windows desde GRUB

Ubuntu es un sistema operativo en constante desarrollo. A pesar de lanzar cada dos años una versión LTS con 5 años de soporte (siendo estas las recomendadas para los usuarios finales), cada seis meses nos encontramos con un nuevo lanzamiento de esta popular distribución Linux.

Para Ubuntu 17.10 llegarán grandes cambios al sistema, destacando la vuelta de la interfaz gráfica GNOME en su versión 3. Sin embargo, esta no va a ser la única novedad de calado, ya que la carga de cadena de Secure Boot está siendo mejorada para arrancar Windows correctamente desde el gestor de arranque GRUB. Otros parches que van a ser añadidos harán que los usuarios no tengan que inhabilitar Secure Boot cuando usen módulos DKMS.

Los desarrolladores de Ubuntu también están trabajando para añadir algunas características como la habilitación por defecto del soporte para PIE (Position Independent Executables) en las arquitectura i386, armhf y arm64. Esto hará que los binarios habilitados por PIE se carguen automáticamente en ubicaciones aleatorias en la memoria virtual, junto con todas sus dependencias, cada vez que las respectivas aplicaciones son ejecutadas, volviendo así más difícil la ejecución de ataques ROP (Return Oriented Programming).

Otro cambio importante que llegará con Ubuntu 17.10 será la utilización de Netplan para la configuración de redes cuando se instale la versión Server de esta distribución a través del instalador de Debian (distribución madre de Ubuntu).

Fuente: Softpedia


Via: muyseguridad.net