sábado, 3 de junio de 2017

Ya hablemos de entornos profesionales como los trabajos de oficina, documentos de todo tipo de los que hacemos uso en nuestros estudios, o los archivos que usamos para nuestros momentos de ocio con el PC, en los tiempos que corren en los que la seguridad es primordial, nunca está de más el hacer copias de seguridad periódicas de todos nuestros datos personales.

Pues bien, cuando hacemos referencia a nuestros juegos, el caso no iba a ser diferente, ya que se trata de un software lúdico por el que hemos hecho un desembolso económico y que no nos gustaría perder en el futuro. Decimos esto porque la que quizá sea la plataforma de juegos para PC por excelencia en la actualidad, Steam, cuenta con su propia función integrada que nos permitirá llevar a cabo estas tareas de backup para almacenar de manera local los juegos adquiridos en la misma.

Lo cierto es que Steam es un servicio que con el paso del tiempo está ganando cada vez más adeptos, entre otras cosas debido a las facilidades que nos ofrece a la hora de comprar nuevos títulos, que los tendremos en nuestras manos de manera inmediata, así como debido a sus competitivos precios. Partiendo de esa base, decir que por regla general siempre es recomendable hacer una copia de seguridad local además de otra remota de todos nuestros datos, por lo que, dado el modo de uso del servicio de videojuegos Steam, la propia plataforma ya se encarga de cubrir el apartado de la copia remota, pero nos queda el backup local.

Steam backup

Cómo crear un backup local de tus juegos desde Steam

Para esto pone a nuestra disposición la función en sí, pero es algo que nosotros mismos tendremos que llevar a cabo. Merece la pena saber que esta copia de seguridad local se va a llevar a cabo de los títulos adquiridos en la plataforma de Valve, no de los progresos ni los logros conseguidos en los mismos. Para llevar a cabo el mencionado proceso de copia, en primer lugar nos situamos sobre alguno de los juegos de nuestra biblioteca personal de Steam y con el botón derecho del ratón seleccionamos “Realizar copia de seguridad del juego”. Tras ello tendremos que seleccionar todos aquellos títulos de la biblioteca que deseamos incluir en la copia donde además iremos viendo en tiempo real el tamaño necesario de disco del que tendremos que disponer para poder realizar con éxito el backup.

Para terminar, o bien podemos indicar a Steam la ruta de nuestro disco duro local donde vamos a almacenar el resultado, o bien podemos dividir esta copia en partes para guardarla en soportes como CDs o DVDs, para lo cual la propia plataforma irá haciendo por sí misma la división del backup en sus correspondientes tamaños, dependiendo del soporte elegido. Decir que este es un proceso que, dependiendo del número y tamaño de los juegos, llevará un tiempo respetable.


Via: www.adslzone.net