sábado, 17 de junio de 2017

Los entornos relacionados con los equipos «asequibles» y el sector de la educación parece que en estos últimos meses está adquiriendo una importancia mayúscula, sobre todo teniendo en cuenta los esfuerzos que están poniendo en todo ello los dos gigantes actuales como son Microsoft y Google.

Aunque por el momento la firma del buscador lleva cierta ventaja en este sentido a los de Redmond, lo cierto es que, por lo que hemos podido comprobar en los últimos meses, cada uno está jugando sus cartas a su manera para hacerse con un sector tan complejo como este. Decimos que Google va por delante debido a que este es un proyecto que ya tiene en marcha desde hace tiempo por medio de sus sistema operativo Chrome OS y sus populares Chromebooks, que poco a poco se han ido ganado la aceptación del gran público.

Por otro lado Microsoft se ha visto en buena medida obligado a poner de su parte y lanzar una nueva versión de Windows 10 para intentar robar un «trozo del pastel» de este mercado a los mencionados Chromebooks con Chrome OS. De ahí el lanzamiento de Windows 10 S, un sistema más ligero y centrado en las aplicaciones de la Windows Store que ya está disponible desde hace unos días, como nos informaron los compañeros de SoftZone.

Google Chrome OS Windows 10 S

Microsoft y Google en plena «batalla» con Windows 10 S y Chrome OS

Sin embargo y probablemente en buena parte debido a este movimiento hecho por los de Redmond, ahora Google al fin ha llevado a cabo algo que ya anunció hace más de un año, que es la ampliación de dispositivos Chromebook ya compatibles y preparados para hacer uso de la Play Store de Android, pasando de 3 a 31. De hecho esta es una cifra que la propia firma del buscador planea aumentar hasta 67 a lo largo de los próximos meses, con lo que demuestra que una de las principales bazas para lograr el éxito rotundo de Chrome OS es precisamente que este sea capaz de ejecutar aplicaciones de Android descargadas desde la Play Store.

Del mismo modo y en lo que se refiere al sector de la educación y otros entornos que requieran «equipos asequibles», Microsoft quiere apostar de lleno por el uso de su tienda oficial, la Windows Store y sus aplicaciones, ya que serán estas las únicas compatibles con Windows 10 S. Por lo tanto, ambos por medio de las aplicaciones de sus correspondientes tiendas oficiales, la Play Store de Android y la Windows Store, pretenden hacerse con un sector que está en crecimiento y que puede ofrecer grandes oportunidades a los que logren hacerse un hueco en el mismo.


Via: www.adslzone.net