lunes, 19 de junio de 2017

En el anuncio de Xbox One X, Microsoft afirmó a bombo y a platillo que la suya era la primera consola en ser realmente una consola 4K. Nada más lejos de la realidad, a pesar de ser más potente que PS4 Pro (6 vs 4,2 teraflops), la experiencia de juego será mejor, sí, pero lejos de ser la mejor.

Los juegos de Xbox One X funcionarán mejor que en PS4 Pro

Y es que, aunque algunos juegos alcancen el 4K, éste es a 30 FPS, lo que hace que en muchas ocasiones sea preferible tener una resolución más baja como QHD o Full HD con tal de llegar al menos a los necesitados 60 FPS, que son el mínimo que se le debe exigir a un juego para poder tener una experiencia de juego agradable y fluida.

4k-xbox-one-x-ps4-pro

Como decíamos, sí que es cierto que algunos juegos funcionan bastante mejor en Xbox One X debido a la potencia extra que ésta tiene con respecto a PlayStation 4 Pro. Esta ventaja va a hacer que durante los próximos tres años donde las consolas van a estar compitiendo cara a cara por ofrecer la mejor experiencia de juego.

De momento son alrededor de 50 juegos los que han prometido mejoras en Xbox One X. A continuación, enumeramos alguno de los ejemplos en los que el rendimiento o la calidad gráfica de los juegos va a ser superior.

juegos ps4 xbox one x 4k 2160p

Como vemos, los desarrolladores de los juegos van a centrar sus esfuerzos en que los juegos ofrezcan una experiencia de juego similar en ambas plataformas. A pesar de ello, lo que sí encontraremos en Xbox One X será una calidad gráfica superior a nivel de texturas, alisado o de efectos. Esto es lo que ocurrirá en juegos como The Elder Scrolls V: Skyrim Special Edition. En Need for Speed Payback, el juego tendrá más resolución y mejor detalle en Xbox One X.

Casi todos en 4K nativo, aunque no todos

En otros juegos, la diferencia será que Xbox One X va a ofrecer realmente resolución 4K real en todos sus juegos sin recurrir a los trucos que utilizan algunos desarrolladores en PlayStation 4 Pro con la “resolución dinámica”, la cual va cambiando si el rendimiento decae. En otros casos, esta resolución es fija y lo que se hace es reescalarla a 4K.

La diferencia más importante a nivel de rendimiento la encontramos en Ark: Survival Evolved. Aunque la optimización de este juego es mala, éste llegará a funcionar a 1080p a 60 FPS, mientras que en PlayStation 4 Pro se quedará en 30 FPS. Es probable que este juego tenga también un modo 4K 30 FPS, aunque de momento no está disponible en la consola.

También hay que tener en cuenta que Microsoft ahora permite hasta 9 GB de RAM para los desarrolladores, por lo que tendrán margen para añadir algo más de resolución a sus texturas o de mejorar el rendimiento de sus juegos. Lo que deberían dejar elegir a los usuarios es si quieren un modo con más resolución y menos FPS y viceversa.


Via: www.adslzone.net